Amnistía internacional ve en riesgo al artista cubano Yulier P.

La organización ha puesto en marcha recientemente una “acción urgente”, en la cual se invita a toda la población a enviar mensajes al presidente cubano Raúl Castro al igual que a Darío Delgado, quien es el fiscal general de la isla, para que así no se restrinjan los derechos de este artista. La Amnistía Internacional fue la primera organización que ha anunciado que al artista urbano, llamado Yulier Rodríguez Pérez, quien se encuentra radicado recientemente en el centro de Roma, “corre el riesgo de ser encarcelado de nuevo” tras ejercer su libertad de expresión, al parecer la causa que llevó tras las rejas a Pérez fue por demostrarse en contra del régimen cubano una vez que estaba fuera de la isla, esto le provocó ser detenido arbitrariamente y sufrir meses de acoso e intimidación por parte de las autoridades cubanas, en una visita que hizo a su familia.

Yulier fue conocido por toda Cuba, pues sin importar su posición como simple ciudadano se dedicó a pintar en ruinas de La Habana diversas consignas de desprecio a la dictadura castrista que ha sucumbido por años a esta isla. Yulier P, huyó de la isla tras una fuerte persecución y en una visita a sus familiares fue detenido, esto sucedió el 17 de agosto dentro de la capital cubana, su libertad fue cautiva solamente por una noche con la condición de que borrara todas sus obras de protesta antes del 25 agosto. Luego que salió de La Haban la organización tomó el caso del grafitero a principios de este año, una vez que fue expulsado de su estudio de arte en el extranjero, desde entonces ha sido citado en varias ocasiones por la policía y la prensa para interrogarlo en entrevistas concedidas a la prensa internacional.

De acuerdo a lo declarado “Los funcionarios de seguridad del estado cubano lo han amenazado con acusarlo de “agente peligroso” o cualquier otra disposición que se encuentre dentro del Código Penal”, la amnistía internacional que es la principal defensora de todos los derechos humanos, cuya sede principal se ubica en la capital de México, ha recordado que pintar sobre edificios públicos es -bajo la ley cubana- un delito punible con una multa pero que no se ha contemplado en el Código Penal, por lo tanto este artista “corre el peligro de ser acusado penalmente con falsos cargos solamente por querer ejercer su libertad de expresión en contra del gobierno”- alertó la organización en su comunicado.

A este argumento se sumó que dicha disposición de “peligrosidad” es una posición algo imprecisa además de muy amplia, este es un cargo penal que ha sido utilizado con frecuencia por todas las autoridades cubanas en contra aquellos que son defensores de los derechos humanos, quienes contradicen por completo las normas de la moral socialista que al parecer no aplica en aquellos que se muestren en contra de este modelo. “Las disposiciones que prevén el castigo legal de las personas, no es gracias a sus acciones o sus actitudes, sino por la probabilidad de acciones potenciales, ciertas y futuras que violan el principio de la legalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *