La paz como derecho humano

Todos merecemos vivir en paz, ese es uno de los principales fundamentos de la bioneuroemoción. La paz es un derecho humano y debe ser exigido y respetado. La paz es una tarea riesgosa, tiene una naturaleza de valor jurídico tutelar, debe ser exigida y abanderada.  

El concepto de paz, debe extenderse en un sendero bastante amplio, se define cómo un estado pleno y amplio de gran equivalencia. No es conveniente conceptualizar de forma simple la paz, pues dentro de este se encuentran otra gran cantidad de conceptos, como el amor, el respeto, la integridad.

La paz, no es sólo la ausencia de un conflicto de tipo armado, se trata de la ausencia de todo tipo de violación, injusticia sobre los derechos  humanos, evitando la violencia física.

Si nuestro deseo es categorizar la paz, como un derecho sería un verdadero contrasentido, se trata de una noción restringida y no interrelacionados con otros derechos humanos. La paz verdadera es lograda cuando los derechos son respetados.

La paz es un derecho individual y colectivo, en un estado de armonía, hay paz cuando se logra la satisfacción de las necesidades básicas, y tiene serios efectos sobre los derechos humanos. 

En este sentido la paz, tiene un valor jurídico que sirve para realizar un alude a una situación social, en la que no existen ningún tipo de conflicto armados o expresiones directas de violencia. Se trata de un estado donde no existe la opresión, las necesidades mínimas estas cubiertas, no hay insatisfacción de necesidades, ni violación de los derechos humanos. 

Con el paso del tiempo, el concepto base  de paz ha tenido un importante desarrollo evolutivo, pues se ha realizado importantes estudios e investigaciones sobre la paz. Al proponer una visión amplia y dinámica.

Según la 18a. reunión de la confederación general en la UNESCO, aquí se aprobó una importante resolución que creó la verdadera definición de paz. Está constituye un reconocimiento de los procesos constructores de paz. 

«La paz no puede consistir únicamente en la ausencia de conflictos armados, sino que entraña principalmente un proceso de progreso, de justicia y respeto mutuo, destinado a garantizar la edificación de una sociedad en la que cada cual pueda encontrar su verdadero lugar y gozar de la parte de los recursos intelectuales y materiales del mundo que le corresponde». Este es un concepto de paz dado por la misma institución.

En la misma también reza, «La paz, es un requisito y una premisa, importante para el desarrollo del ejercicio de todos los deberes y derechos humanos».

«La paz va más allá del silencio, de los hombres y las mujeres silenciados, la paz es la libertad de expresión, es por lo tanto lealtad de las leyes justas, es la alegría, la igualdad y la solidaridad. Es la virtud de hacer que todas las personas pertenezcan al sistema, que cuenten y sean parte de la vida, conviviendo en un estado lejos de la  carencia».

El concepto de paz, ha experimentado muchísimas modificaciones, sin embargo es importante que se realicen esfuerzos para que la paz más que un concepto sea un derecho.