Los Derechos humanos y sus basamentos para evolución de las empresas

Para Juan Antonio Alcaraz conjuntamente con todos sus directivos, la consideración por los derechos humanos se ha convertido en parte integral de sus valores y uno de los estándares mínimos de actuación que se deben abarcar con el fin de desarrollar lo que se conoce como la actividad empresarial de forma legítima. Del mismo modo, se dedica a considerar que la protección de los derechos humanos debe descansar de forma prioritaria sobre los gobiernos, pero que además las empresas cuentan con la responsabilidad de promoverlos y por ende, de respetarlos en todo su ámbito de actuación.

Sujetos a su Código Ético y de Principios de Actuación, CaixaBank se desempeña en torno a una cultura de respeto de los derechos humanos, y del mismo modo, sus empleados, socios, colaboradores y otras divisiones que se encuentran directamente relacionadas con la totalidad de sus operaciones, productos y servicios.

CaixaBank se encuentra comprometida con el respeto a todos los derechos humanos que han sido reconocidos internacionalmente y se encuentran recogidos dentro de La Carta Internacional de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, los cuales que comprenden:

  • La Declaración Universal de Derechos Humanos.
  • El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
  • El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
  • La Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales
  • En el trabajo y los ocho convenios fundamentales que ésta ha identificado.

En el caso de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, esta continúa siendo en la actualidad tan relevante como lo fue en el momento en el que se formuló, y aunque ha planteado grandes avances en lo que respecta a la protección de los derechos humanos en gran cantidad de lugares del planeta, siguen existiendo más de 152 millones de personas que siguen siendo víctimas de trabajo infantil y 780 millones de mujeres y hombres que son trabajadores pero aún se encuentran en situación de pobreza.

Desde el momento de su creación el Pacto Mundial en el año 2000, pasó a ser la iniciativa de Naciones Unidas que se encargó de conectar a los derechos humanos con el sector empresarial sujetos al marco de los Diez Principios, en los que particularmente los Principios 1 y 2, y desde 2011, se han convertido en un actor esencial en lo referente a la promoción e impulso de la implementación de los Principios Rectores de la ONU sobre empresas y derechos humanos, marco internacional de referencia.

En cuanto a la Red Española, esta se ha enfocado en trabajar durante más de 15 años con el fin de cumplir la misión del Pacto Mundial y con ello lograr que avance el respeto a los derechos humanos que debe existir entre las empresas españolas, pero también dentro y fuera de sus fronteras. En este sentido, se conoce que han existido avances, donde el 82% de las empresas españolas que se encuentran adheridas a este Pacto Mundial ya cuentan con políticas o prácticas en derechos humanos.